Imagen
NO GRACIAS
NO se si sois de los míos. Mientras cocino siempre termino dándoles algún trocito. No puedo resistirme a esa mirada lastimera que te ponen. Con lo que empecé a buscar información sobre los alimentos y sus efectos en los perros. Ya escribí un post al respecto pero este es mucho más completo.

Hay una gran controversia sobre los alimentos que los perros pueden o no comer.


ALIMENTOS A EVITAR:

Bebidas ALCOHÓLICAS: Nunca he entendido a la gente que les da alcohol a sus mascotas. La verdad no es algo divertido. Además les puedes causar vómitos, convulsiones o incluso la muerte. ¿vale la pena por un momento de diversión?

CHOCOLATE: La mezcla de cafeína, teobromina y teofilina en algunos chocolates puede ser tóxica para nuestros amigos peludos. Esta mezcla estimula el sistema nervioso de nuestra mascota.

GRASA Y PIELES: Para la alimentación sana de nuestros animales debemos introducir, como en nuestras dietas, un poco de aceite y algo de lípidos (grasas). Pero lo que no debemos darles es aquella grasa que nosotros no nos comemos y dejamos en nuestro plato des¡púes de comernos una buenas chuletas o un bistec. Pensad que son una bomba calórica que además está sazonada con sal y pimienta con lo que puede causarle diarrea y vomito y hacerle más propenso a la pancreatitis. Lo mismo pasa con la piel del pollo o del pavo.
Si no te lo comes tu no se lo des a él!!!

PASAS Y UVAS: La carne de las uvas y las pasas llevan una toxina que perjudica a los riñones de nuestros perros y puede causar fallo renal con el tiempo.

NUECES Y NUECES DE MACADAMIA: Las nueces de macadamia contienen una toxina que causa problemas digestivos y del sistema nervioso, pudiendo causar vómitos, temblores y una elevación del ritmo cardíaco.  El problema de las nueces se halla en su posibilidad de en mohecerse.

COMIDAS CON MOHO: Si no es suficientemente bueno para ti, tampoco lo es para tu perro.

CEBOLLAS: Las cebollas en cualquier estado, fresco, cocinado, seco o en polvo, contienen una toxina llamada tiosulfato  que puede perjudicar los glóbulos rojos, pudiendo causar anemia.

PIMIENTA NEGRA: nuestras mascotas no necesitan que aliñemos su comida con pimienta. Su paladar es diferente del nuestro. Y además la pimienta puede irritar su sistema digestivo.

PEPITAS o HUESOS DE LA FRUTA: Las semillas pueden causar la obstrucción del tracto digestivo. Así que si tu perro le gustan las frutas con hueso: melocotones, albaricoque, cerezas, mangos o ciruelas... debes dárselas sin el hueso.

SALMÓN Y TRUCHA CRUDO: No todos los salmones y truchas han sido alimentadas igual y sus hábitats no son iguales, algunos pueden contener trematodos (gusanos platemintos) que son perjudiciales para nosotros y por extensión para nuestras mascotas si nos comemos estos peces crudos. Así que mejor los cocinamos y nos beneficiamos de su omega-3.

SAL Y COMIDA SALADA: Ya hay suficiente sal en los ingredientes naturales para el aporte de sal que necesitan las mascotas.  Demasiada sal puede causar un desequilibrio de electrolitos.

MASA CRUDA CON LEVADURA: imagina comer para cenar un trozo de masa de pan sin cocinar. En tu estómago esa masa continuaría fermentando y creciendo y causando gases, con lo que no nos sentiríamos muy bien e incluso nos podría causar diarreas o vómitos. Para nuestros perros es igual.  Cuando prepares masas con fermentos aléjalas de sus hocicos golosos.


Categories

All
Alimentación
Alimentación Canina
Pequeños Pecados De Sabor Caseros
Premios
Salud

Imagen
Delicias perrunas. Descúbrelas
Imagen
Delicias Gatunas. Descúbrelas

Archives

Febrero 2013
Enero 2013
Diciembre 2012
Noviembre 2012
Octubre 2012




Leave a Reply.