Imagen
En un artículo publicado en la revista ScienceDaily el pasado 31 de octubre se nos alerta de los riesgos que sometemos a nuestras mascotas al permitirles estar obesos.

Según un estudio de la Universidad de Liverpool han encontrado que como los humanos, los perros obesos tienden a padecer una alteración metabólica que les afecta causando varias enfermedades al mismo tiempo.

Estas condiciones aparecen cuando un número de problemas de salud, como el aumento de la glucosa en sangre y un aumento del colesterol, se dan conjuntamente con el aumento de la posibilidad de enfermedades de riesgo, como las enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Aunque la obesidad canina es conocida como causa de resistencia de insulina, de hipertensión leve y de altos niveles de colesterol en sangre, hasta ahora no se ha investigado su relación con este síndrome metabólico, como si se ha hecho para los humanos.

En este estudio participaron 35 perros obesos, de los cuales el 20% se les encontró este síndrome. Igual que en los humanos, en los perros obesos aumentó la insulina en sangre, lo que sugiere que el páncreas está trabajando más de lo habitual para controlar la cantidad de glucosa en sangre, también se detecto que una proteína, llamada en inglés "adiponectin" producida por las células de grasas que ayuda al control de azúcares y grasas, también tenia un nivel más bajo de lo normal. Aun así, está  por determinar el impacto exacto de este síndrome en la salud de los perros o si los riesgos son similares a las enfermedades que este síndrome causa en los humanos.
 
Lo que si demostró este estudio fue que todas las anormalidades metabólicas detectadas en los perros obesos, mejoraban cuando estos perros conseguían perder peso.

El Dr. Alex German, del departamento de  Obesidad y Endocrinilogía, dijo: " Se estima que entre el 30 y el 50% de los perros de UK sufre sobrepeso. Un estudio previo que nosotros llevamos a cabo mostraba que la calidad de vida de los perros mejoraba con la pérdida de peso, resultados que se veían con un aumento de su vitalidad y la reducción de enfermedades mentales.
Este nuevo estudio crea una gran cantidad de preguntas para nosotros. Sugiere que los perros desarrollan este síndrome, parecido a los humanos con problemas de salud relacionados con la obesidad.  Ahora, debemos investigar cuales son las consecuencias sanitarias de todo esto en la salud de los perros.
Pero el punto principal de este estudio para nosotros es que este problema se puede resolver con la pérdida de peso del perro. Y esto debe ser la  prioridad para el dueño de un perro obeso."

Este estudio fue publicado en el BMC Vetrinary Research.

Fuente de información:
University of Liverpool (2012, October 31). Obese dogs at risk of health condition experienced by humans. ScienceDaily. Retrieved November 9, 2012, from http://www.sciencedaily.com­ /releases/2012/10/121031111419.htm

Imagen

Imagen




Leave a Reply.