Imagen
Hay algunos alimentos que su ingesta depende de nuestra elección y de la tolerancia del sistema digestivo de nuestra mascota.
Nunca te sientas incómodo de preguntar a tu veterinario sobre el consumo de estos.

HUESOS CRUDOS: Los perros adoran roer huesos. Son mentalmente estimulantes, geniales para sus dientes y son una buena fuente de calcio.
Lo que debemos tener en cuenta sobre los huesos es que no se astillen y puedan causar perforaciones u obstrucciones del tracto digestivo o que puedan fracturar los dientes de nuestras mascotas.

La mayoría de perros pueden digerir pequeñas cantidades de huesos. Pero antes de dárselos sin supervisión deberíamos saber lo rápido que tu perro es capaz de romper los huesos.
Dale un hueso y retíraselo a los 15 minutos , si notas que le faltan largos trozos o hay grietas en los huesos es hora de tirarlos.   Y no permitas que tu perro roa huesos que se pueda tragar.

Los huesos de potro se deben evitar. Son más porosos y estos les hace ser más astillables.
Busca huesos de ternera que contengan médula. Su interior es delicioso para ellos y normalmente son más gruesos, con lo que tienden a agrietarse menos.

Nunca les des huesos cocinados. Al cocinarlos rompemos su estructura interna. con lo que son mucho más frágiles y se rompen y astillan con gran facilidad.

LACTEOS: Como los humanos, algunos perros pierden con el tiempo la capacidad de digerir la lactosa. así que si le vas dando pequeñas porciones de queso o productos que contengan leche y no le causan problemas como diarreas. Sigue haciéndolo en pequeñas medidas: les vuelve locos.

AGUACATES: La carne del aguacate es rica en nutrientes y tiene grasas ácidos grasos esenciales que pueden mejorar la piel y el pelaje de nuestro perro, pero darle una gran cantidad de grasa como vimos en el pasado post es dañino para su sistema digestivo, con lo que se lo debemos dar con mesura.

Debemos evitar las hojas y los huesos del aguacate contiene una toxina llamada Persin, que causa diarrea, vómitos e irritación gastrointestinal.

HÍGADO: Una de sus comidas favoritas. Además es rico en vitamina A y D. Pero también es el órgano que filtra todas las impurezas de las dietas que comen los animales. Con lo que aunque sea una de sus comidas favoritas no debería exceder el 5% de su dieta diaria, úsalo como premio o snack y dáselo con moderación.

Imagen

Imagen

Imagen




Leave a Reply.